Noticias

El histórico Quiosco de la Luz estrena una nueva cara

Vie, 2019-11-08 (Durante el año)




Este sábado 9 de noviembre a las 4 p.m., será la reinauguración del Quiosco de la Luz, un lugar emblemático de la ciudad, que se ha convertido en un sitio clave para los visitantes, ya que ahí funciona uno de los Puntos de Información Turística del Instituto Distrital de Turismo (IDT). Mejoramiento estructural, embellecimiento y adecuación de la energía fueron algunas de las intervenciones que recibió el Quiosco, el cual se ubica en el Parque de la Independencia (carrera 26 con calle Séptima).

 

 

El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural donó ocho fotografías en las cuales se hace un pequeño recuento desde 1910 hasta 1950 de varios momentos de ese espacio. Se puede observar la inauguración del parque, su uso cotidiano y lo que aún permanece del que fue y es uno de los más bellos espacios públicos de Bogotá.

 

Todas esas mejoras han hecho que ese PIT sea uno de los más visitados y en el mes pasado haya tenido una concurrencia de 252 personas, entre extranjeros, residentes y nacionales. “Durante años estuvo sumido en la penumbra a pesar de su importancia, arquitectónica, histórica y cultural. Tiene un valor patrimonial y su ubicación estratégica en el sector del Centro Internacional es clave para impulsar el turismo”, indicó Andrés Calderón, director (e) del IDT.

 

Para este espacio, ya que pertenece al IDRD, en el 2007 se suscribió un convenio con el IDT con el fin de aunar esfuerzos para promocionar el turismo en los parques distritales. Al ser el IDRD el propietario del espacio, se han suscrito otros convenios interadministrativos, todos ellos tendientes a dar continuidad a la ocupación del espacio por parte del IDT, garantizando la prestación del servicio de manera ininterrumpida.

 

El Quiosco de la Luz, en sus más de 100 años, ha sido un lugar que ha tenido diferentes usos: expendio de flores, plantas y ramos, biblioteca para niños, salón de dibujo, sede de la administración del parque y hasta biblioteca infantil a cargo del Museo de Arte Moderno de Bogotá.

 

“Su diseño fue inspirado en el Belvedere de Versalles y fue donado por la Compañía de Cementos Samper con el objetivo de albergar en este una planta eléctrica que alumbrara en las noches al parque”, detalló el historiador Alfredo Barón.

 

Una de las ventajas de este lugar, construido por Simón Mendoza es que en su totalidad es de cemento, lo cual garantizó su permanencia a diferencia de los otros edificios que fueron levantados con premura y con materiales poco durables lo cual los condenó desaparecer.

 

El estilo arquitectónico del Quiosco de la Luz es neoclásico, con una planta octogonal de un piso y con accesos en cuatro de sus costados y ventanas en los otros cuatro. Las figuras que lo adornan son alusivas a las cuatro estaciones.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Youtube
  • Flickr
Top