Discurso

Discurso del director del Instituto Distrital de turismo durante el acto de instalación del Plan de Señalización Turística Peatonal del Centro Histórico y la Zona Internacional de Bogotá.

 

Alcaldía Mayor de Bogotá, Diciembre 13 de 2012

Buenas tardes,
Nuestra Bogotá Humana sigue dando muy buenas señales. Hace un par de días nada más, los bogotanos vimos cómo la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, elogiaba el crecimiento de la economía colombiana de la cual Bogotá -como la gran capital del país- ha sido eje fundamental.


No hace mucho tampoco, en una de sus más recientes ediciones, la revista Fortune la incluyó dentro de las 15 mejores nuevas ciudades del mundo para hacer negocios, con el argumento de que los inversionistas internacionales podrían encontrar mano de obra calificada, sólida infraestructura y clientes potenciales.
 

Esta nueva realidad que vive la capital la ha convertido, además, en el principal destino turístico del país y, sin duda, en uno de los más cotizados de la región. El último informe del Observatorio Turístico del Instituto, por ejemplo, destaca un aumento del 9.0 por ciento en la llegada de turistas extranjeros procedentes de Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Argentina, Brasil, España, México, Perú, Chile, etc., visitantes que encuentran en la ciudad no solo un potente motor que mueve negocios internacionales, sino un nuevo epicentro de la cultura en varias de sus manifestaciones, como bien lo reconoció la Unesco este año.
 

Valga recordar que esta institución también declaró a Bogotá como la Ciudad Creativa de la Música (honrosa denominación que solo tienen algunas contadas ciudades del mundo, entre ellas Sevilla, Glasgow y Bolonia), calificación muy semejante a la hecha en 2007, en la que nos atribuyeron los títulos de Capital Mundial del Libro y Capital Iberoamericana de la Cultura.


Son todos ellos valiosos reconocimientos que nos hacen remontar hacia aquella época de mediados del siglo pasado cuando el humanista español Marcelino Menéndez Pelayo bautizó a Bogotá como “La Atenas Sudamericana”, en homenaje a la obsesiva y muy acreditada tendencia cultural y literaria de sus entonces habitantes.


Pues bien, señoras y señores: esas excepcionales señales que ha dado y sigue dando Bogotá, sin lugar a dudas continuarán en lo que resta de esta administración, que en cabeza de nuestro alcalde Gustavo Petro se han dirigido y lo seguirán haciendo hacia la inclusión social, hacia la equidad, hacia esta Bogotá Humana que comienza a transformar y a sensibilizar a nuestra sociedad… Hacia esta Bogotá de todos.
 

Hoy, por ejemplo, queremos dar más señales. Y mejor aún, vamos a inaugurar algunas. Como regalo de Navidad, la administración del alcalde Gustavo Petro, con la decidida participación del Instituto Distrital de Turismo, instalará el primer conjunto de 76 señales que forman parte del Plan de Señalización Turística Peatonal, que -como lo percibieron diez expertos internacionales en seguridad turística, presentes la semana pasada en un seminario sobre el tema organizado por el IDT- pondrá a Bogotá en el escenario de las grandes ligas de las ciudades turísticas del mundo.
 

No somos París ni somos Londres pero desde hoy nuestro patrimonio histórico y cultural queda seleccionado, señalizado y socializado a su misma altura e importancia, con sus mismos niveles de calidad y con estándares semejantes.
Hacia finales del siglo pasado la señalética fue considerada por el Consejo de Europa como uno de los indicadores que cuantifican la calidad de los servicios que recibe el usuario. Y hoy en día aumentan los destinos que han entendido la importancia de la señalización turística como estratégica herramienta de difusión de los bienes patrimoniales para su indicado aprovechamiento y la mejora de la experiencia de destino.


La primera etapa de este ambicioso proyecto que la administración distrital le regala esta tarde a nuestra bella ciudad se implementará en el Centro Histórico, corazón del colonial barrio de La Candelaria, génesis de Bogotá, y su interconexión con el Centro Internacional. Es una formidable propuesta que complementa el proyecto de peatonalización del centro de la capital, y que ayudará a la ciudad a consolidarse como el primer destino turístico del país y uno de los más competitivos de la región.
 

Con la inauguración de este moderno sistema de información en las Zonas de Interés Turístico, Bogotá se vuelve más humana. Residentes, viajeros y turistas tendrán un práctico instrumento para ubicarse, explorar, descubrir y conocer nuestra amplia y variada oferta turística.  El estrés, la fatiga, la dependencia, la pérdida de tiempo y la desorientación, generadas por ausencia o mala señalización, afectan al turista y al turismo, y no pocas veces el placer se transforma en traumatismo.
 

Por eso, este proyecto se traduce en servicio, en facilidad, en confianza, en seguridad, en hospitalidad y en inclusión. ¡En su conjunto son muy gratas señales de bienvenida!
 

Con el programa, el IDT, en respuesta a la Política Distrital de Turismo enmarcada en el Decreto 327 de octubre de 2008, apunta a consolidar el posicionamiento de la ciudad en los mercados nacionales e internacionales como un destino atractivo, con crecientes niveles de satisfacción para el visitante. Todo ello contribuye al incremento de turistas y por ende a la generación de mayores divisas, con su consecuente positivo impacto en el desarrollo económico de la ciudad… en empleo, en comercio, en industria y en calidad de vida.
 

Las cifras ratifican que cada día Bogotá reafirma su vocación turística. Durante el primer semestre del año nuestro Observatorio ha estimado la llegada de 4 millones 563 mil turistas, de los cuales 477 mil fueron extranjeros. Para el final de año esperamos haber captado cerca de 9 millones de turistas, un millón de ellos foráneos.
 

En 2011 la ciudad tuvo la visita de 8 millones 200 mil turistas, 879 mil venidos del exterior, mientras que en 2010, su presencia sumó 7 millones 500 mil personas, de las cuales 824 mil fueron extranjeros.
 

Como podemos ver, la ciudad crece en turistas y en imagen. Pero también lo hace en otras áreas. Bogotá es la puerta de entrada de Colombia, cuenta con el segundo hub aéreo más importante de América Latina, un aeropuerto nuevo, moderno, amplio, de categoría internacional, primero del subcontinente en carga y tercero en pasajeros, y una diversidad turística atractiva para mercados de cultura, gastronomía, naturaleza, moda, diversión, compras y salud y embellecimiento.
 

Y es en la zona patrimonial que desde hoy empezamos a señalizar donde concentramos la mayor cantidad de los atractivos y actividades turísticas: museos, bibliotecas, templos de interés patrimonial, zonas verdes, comercio y los más preciados símbolos arquitectónicos de nuestra democracia y de nuestra institucionalidad.
 

La modalidad de los negocios y las convenciones ha sido un puntal decisivo, como lo acredita la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA). El año pasado Bogotá organizó 44 certámenes corporativos internacionales de gran calibre y se ubicó como la primera ciudad colombiana en realizar esta clase de eventos; la sexta en Latinoamérica, y la 45 en el mundo.

********
Para finalizar, ilustre audiencia, permítanme tomarme el último par de minutos para explicarles brevemente de qué se tratan nuestras señales.
 

Antes de ello, deseo hacerle un llamado cordial pero vehemente a toda la comunidad para que las adopte con responsabilidad; para que las cuide, las proteja, las vigile, las conserve, las haga suyas; las convierta en referentes de nuestro patrimonio cultural.  Ellas serán un reflejo de nuestra cultura, de nuestro civismo, de nuestra apropiación de ciudad, de nuestro comportamiento y de nuestro respeto obligado hacia los turistas que nos visitan.

*********
* En primer lugar tenemos paneles de bienvenida, ubicados en los accesos principales a las zonas turísticas, que las demarcarán y les darán la bienvenida a los turistas, en español, inglés y sistema braille.
* También contamos con los Tótems, ubicados en el interior de las zonas turísticas. Ellos permiten el contacto con un entorno más específico y están creados para brindar información sobre recorridos en áreas más pequeñas.
* Disponemos de Monolitos, que destacarán cada atractivo turístico específico y suministrarán información sobre el mismo y su contexto.
* Finalmente estarán las Señales Direccionales, ubicadas como apoyo a lo largo de los recorridos para orientar a los peatones, interconectando los atractivos y los servicios dentro de una misma zona turística.
Acá quiero mostrarles el mapa de ubicación de todas las señales que se incorporarán dentro de este formidable plan que transformará por completo el entorno paisajístico y el mobiliario urbano de nuestro sector histórico. En poco tiempo, dentro de sus recorridos peatonales, ustedes lo podrán descubrir y disfrutar.
Esta señalización era una necesidad sentida.  Y tendremos que darle continuidad para extenderla a la totalidad de las 19 zonas de interés turístico, ZIT, de la ciudad, incluyendo los sectores enmarcados en el proceso de territorios comunitarios.


Como las que hoy inauguramos, todas las nuevas señales estarán adaptadas para personas con discapacidad visual y motriz, fundamental característica que contribuye a la participación ciudadana de las minorías. Son estructuras con producción de alta calidad y factura; amables, bellas, simples y comprensibles; accesibles e inclusivas, y empáticas con el entorno. Su altura oscila entre los 2 metros y los 2 metros setenta centímetros, y su ancho entre los 44 y 75 centímetros.
Ahora el señor alcalde nos presentará oficialmente esta buena señal, otra más y muy importante… para nuestra Bogotá Humana.


Muchas gracias.
 

condiciones
Bogotá
6º C
Parcialmente nublado
PRONÓSTICO
Lunes
20º C
9º C
Martes
18º C
10º C
Miércoles
16º C
11º C