Turismo Nocturno

 

Rumba por zonas

 

Centro Histórico
Abundan en esta zona de Bogotá lugares para disfrutar la noche. Además de la posibilidad de asistir a los espectáculos que se llevan a cabo en el Teatro de Cristóbal Colón, en la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Angel Arango, en el Camarín del Carmen o el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, el Centro Histórico posee el encanto de recorrer por lugares llenos de historia y leyenda. Los restaurantes, cafés y bares integran la tradición santafereña con la rumba bogotana.
 

Zona Rosa
Abarca aproximadamente de las calles 79 a 85 entre carreras 11 y 15., donde se encuentran los centros comerciales Andino y Atlantis Plaza. En todo el sector, y especialmente en la denominada Zona T, existen agradables bares, cafés, discotecas y restaurantes, para satisfacer los más diversos gustos.


Zona G
Cerca del sector financiero de la calle 72 ha surgido una zona que se caracteriza por restaurantes sofisticados y de alta cocina especialmente internacional. En hermosas casonas adecuadas para tal fin, las mejores notas de la gastronomía bogotana se dan cita entre las calles 68 y 74 y las carreras 4ª y 7ª.
 

Carrera 15
Una de las más tradicionales vías del norte de Bogotá, con lugares de esparcimiento a lo largo de la misma y en sus calles aledañas, se extiende entre la calle 72 y la 127. Allí la noche capitalina discurre entre acogedores cafés y discotecas donde se baila al son de la música más variada.
 

Parque de la 93
Un hermoso parque recuperado para la comunidad se ha convertido en epicentro de la actividad nocturna de Bogotá. Bares y restaurantes con terrazas hacia el parque se han convertido en sitio de encuentro obligado.
 

Usaquén
Antiguo poblado, hoy convertido en un barrio de la ciudad, con calles angostas de leve inclinación y casonas de finales del siglo XIX y comienzos del XX, que cuentan con patios amplios, jardines floridos y fachadas multicolores. En el marco de la plaza y calles aledañas se han establecido bares, cafés y restaurantes donde se encuentra comida nacional e internacional.
 

Vía a La Calera
En un trayecto de unos cinco kilómetros, a lado y lado de una vía serpenteante y ascendente que lleva al municipio de La Calera, se encuentran numerosos bares, restaurantes y discotecas. Uno de los principales atractivos es la espectacular e imponente vista de Bogotá que se puede apreciar desde sus miradores.
 

Avenida Primero de Mayo entre Avenidas Boyacá y 68
esta zona del occidente de la ciudad se ha consolidado por el ambiente de sus discotecas, donde se baila sin descanso hasta el amanecer.
 

La rumba en El Restrepo, una buena alternativa
Los avisos en neón iluminan las fachadas de cada una de las discotecas de este conocido sector de Bogotá que siempre tienen las puertas abiertas para ofrecer una de las mejores rumbas de la ciudad a los visitantes. Desde el típico vallenato hasta la más sofisticada rumba electrónica, pasando por otros ritmos, se puede disfrutar de cualquier tipo de ambiente dependiendo del gusto de cada visitante, además de disfrutar de efectos como fiestas de espuma y laser.