Dia del Ajiaco

 

 

 

  El ajiaco ahora: por qué celebrar el Día del Ajiaco

Al afianzar nuestra identidad cultural a través de las preparaciones tradicionales, se podría entender a la cocina como una herramienta que posibilita reivindicar la cultura particular de una región. Puesto que, la alimentación podría darle a una comunidad un sello característico, en un medio que cada vez está más expuesto a la homogenización por las políticas de globalización.En ese orden de ideas, cada vez más viajeros de distintas partes del mundo, buscan encontrar a través de la experiencia turística, elementos diferentes a lo estipulado por las corrientes de la cultura masiva. Parte de conocer una cultura diferente a la propia, se establece mediante la experimentación de lo local a través de: la religiosidad, el vestuario, las fiestas, la historia, la música, los monumentos y la gastronomía. Siendo esta última, un elemento inmediato de consumo, por su carácter biológico.

  Receta

(Receta para 6 personas)


INGREDIENTES


  • 1 Pechuga de Pollo
  • 4 piernas de pollo sin piel
  • Puede ser el pollo entero o por presas, según preferencia
  • 1 libra de papa pastusa
  • 1 1/2 libras de papa criolla
  • 1/2 libra de papa sabanera o paramuna
  • 1 manojo de guascas
  • 1 mazorcas tiernas
  • Bouquet garni para el caldo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 zanahorias
  • Cebolla, ajo, cilantro, apio
  • Sal al gusto
  • Crema de leche
  • Alcaparras
  • 2 Aguacate


PREPARACIÓN


Elaborar un buen caldo con el pollo y el “bouquet garni” (laurel, zanahoria, ajo, apio, cebolla, cilantro). Dejar hervir a fuego alto. Después del primer hervor, añadir las mazorcas cortadas en porciones. Pelar las tres clases de papa, lavarlas bien y cortarlas en cubos medianos; reservarlas en agua fría. Una vez el caldo esté de buen sabor, retirar hierbas, zanahoria, cebolla y el pollo. Añadir la papa sabanera, luego la pastusa y por último la criolla, que se deshace más rápido y da la consistencia y color del ajiaco. Bajar el fuego a intensidad media. Corregir la sal. Revolver suavemente y cuando empiece a espesar, bajar a fuego lento. Agregar las guascas y dejar conservar unos minutos. Añadir el pollo deshilachado, dejar un último hervor y servir.

Tradicionalmente el ajiaco se acompaña con aguacate, crema de leche y alcaparras, que se sirven aparte y se adicionan al gusto. También se suele servir con arroz o pan.

 

Top